BLANCO: el gigante español se desploma

Nadie lo esperaba pero era cuestión de tiempo. La sólida trayectoria empresarial labrada durante más de 60 años no ha sido suficiente: Blanco se ha visto obligado a solicitar de forma voluntaria, el concurso de acreedores. Pero su historia no es nueva. Según explica el diario modaes.esun crecimiento desmesurado en plena crisis, una expansión internacional tardía, y la búsqueda de socios cuando las deudas ahogaban, son sólo algunas de las razones que han llevado a la empresa a los juzgados.

Su facturación rozaba los 300 millones de euros, era una de las mayores compañías españolas de distribución de moda y alcanzaba mercados internacionales como Arabia Saudí, México o Reino Unido. Sin embargo, después de muchos meses evitando lo inevitable, la firma ha tenido que hacer frente al peso de una deuda inasumible. Según las cifras recogidas por el portal trendencias.com a través del Registro Mercantil, en 2011, Blanco alcanzaba una deuda de 118 millones distribuidos entre sus sociedades Diagomoda, Avance y Diseño y otros tantos, pendientes de pago a sus proveedores.

El comunicado oficial de hace escasamente unos días explica que no han tenido más remedio que solicitar la declaración de concurso debido a la gravedad de los problemas económicos y financieros que padecía desde que comenzó la crisis económica. A partir de aquí, quedan cuatro meses para que lleguen a un acuerdo con los proveedores.

EL COMIENZO

Durante los primeros años de la crisis, mientras otras compañías comenzaban a sufrir las primeras dificultades, la fórmula de diseño y venta low cost combinaba a la perfección un con consumidor de menor capacidad adquisitiva. Fue en este momento, cuando Blanco puso en marcha un ambicioso proyecto de expansión por todo el territorio español incrementando de forma vertiginosa el número de tiendas en España.

Esta progresión expansiva no iba acompañada de una estrategia de profesionalización adecuada y la compañía, tras consumir gran parte de sus fondos propios, recurrió a las entidades financieras para mantener su plan de crecimiento. Fue entonces cuando se tropezó con la caída del consumo en el año 2011 (un 2,6 % según datos de Acotex recogidos por modaes.es).

La cadena se topó además con una bajada de ventas y unos elevados costes de alquiler adquiridos en los últimos años. Estas complicaciones provocaron otros problemas como retrasos en el pago de salarios, reducción de plantilla, suspensión de incentivos etc. La empresa decidió saltar al mercado internacional como única salida y empezó de nuevo su ampliación por el extranjero: Grecia, Francia, Arabia Saudí… En 2012 ya estaban presentes en lugares como Venezuela, México o República Dominicana. En total, su presencia albergaba 15 países de todo el mundo.

Sin embargo, era demasiado tarde. Según fuentes consultadas y citadas por modaes.es,  “la expansión con franquicias fue tardía y, como tenían prisa, tomaron decisiones equivocadas a la hora de elegir algunos socios”. Otras fuentes cercanas a la compañía también aseguran que las ventas internacionales no fueron suficientes para hacer frente al débil mercado español donde Blanco tenía elevados costes derivados de su expansión en plena crisis.

BLANCO BUSCA NUEVOS SOCIOS

Llegados a este punto y ante la falta de liquidez, la empresa decide buscar nuevos socios involucrando incluso al número dos de distribución de moda en España: Mango. No obstante, este proceso no llega a buen puerto y en abril de este año se rompen las negociaciones debido, entre otras cosas, a las condiciones impuestas por Blanco Moreno, presidente de la compañía.

Con este panorama, Blanco se queda sin la posibilidad de contar con un comprador que se haga cargo de parte de sus locales o del lote completo, explica el portal trendencias.com (250 tiendas en España y 270 totales en 23 países diferentes), y, como si esto no fuera suficiente, el diario Libertad Digital afirma por su parte que, “sus trabajadores tienen pensado tomar medidas legales contra la empresa ante la Audiencia Nacional, debido a los recortes de sueldo que tienen previsto llevar a cabo con sus empleados”.

Finalmente, y aunque la búsqueda de nuevos socios continúa, las circunstancias han obligado a solicitar el concurso de acreedores. Aún así, según recoge modaes.es, las fuentes del sector auguran un futuro reducido “con pocas tiendas, pero buenas y rentables”

ISABEL GÓMEZ ABIA

Fuentes:

Te gustaría ver..

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.